Mil kilómetros por un sueño

La historia del dia en Roland Garros es sin duda la de Marco Trungelliti. Asi lo demostraron los periodistas que colmaron la sala de prensa principal, para preguntarle al argentino, no por su victoria ante Bernard Tomic, sino por su periplo de 1000 km en auto desde Barcelona para llegar como Lucky Loser al cuadro principal.

Trungelliti, que vive en Barcelona y había perdido el jueves la última ronda de la clasificación, se enteró de que estaba como primera alternativa en caso de que se retirara un jugador mas, y no lo dudó: armo las valijas y partió con su familia, que estaba de visita, en auto hacia Paris. A las dos horas se enteró de la baja de Nick Kyrgios, a la medianoche llegó a la capital francesa y cinco horas después se despertó para firmar en club, entrar en calor y salir a jugar. Y no solo jugó, sino que venció a Tomic 6-4/5-7/6-4/6-4.

“Cuando me enteré de que había quedado como primera alternativa decidi viajar. Mi abuela, que había alquilado un auto para ir a la playa, se estaba bañando y cuando salió le dijimos que nos ibamos a Paris. Como en Francia hay huelga de trenes y muchos vuelos cancelados, ir en auto nos pareció lo más seguro. Por suerte con las autopistas que hay acá se hizo facil, sobre todo para los que estamos acostumbrados a las rutas argentinas”, contó Trunge tras su victoria.

“Yo manejé un par de horas y el resto manejó mi hermano. Habré dormido cinco horas, pero por suerte las piernas no necesitan dormir para correr”, agregó.

Acostmbrado a protagonizar lindas historias en Paris (en 2016 eliminó a Cilic y el año pasado remontó un partido con dos sets abajo), el miércoles, el argentino buscará ante Marco Cecchinato pasar por primera vez a la tercera ronda del Grand Slam frances.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *